Insecticidas - Fungicidas

¿Para qué sirve un fungicida?

Si te preguntas para qué son los fungicidas, debes saber que un fungicida para plantas es una especie de insecticida destinado a acabar con las infecciones fúngicas (hongos) que afectan a las plantas, ya bien sea por vía foliar o vía radicular.

¿Es lo mismo un fungicida que un insecticida?

No, un fungicida es un producto que se encarga de acabar con las infecciones fúngicas causadas por hongos, mientras que un insecticida es un producto elaborado para acabar con las diferentes plagas de insectos que atacan a las plantas. No deben confundirse nunca puesto que sus utilidades son radicalmente distintas y rara vez uno de estos productos funciona en el campo del otro.

¿Qué son las infecciones fúngicas?

Se trata de una infección causada por uno o varios hongos. Los hongos son una especie de parásitos que, poco a poco, van mermando la salud de tu planta hasta consumirla por completo. Por tanto, los fungicidas para plantas han sido desarrollados con el objetivo de acabar con los hongos que parasitan los cultivos.

¿De qué están hechos los fungicidas?

En función de su composición, podemos dividir los fungicidas para plantas en dos categorías distintas:

  • Fungicida natural u orgánico

  • Fungicida químicos

Fungicida orgánicos

Los fungicidas orgánicos son aquellos fungicidas para plantas que han sido elaborados con elementos naturales, normalmente menos dañinos para las plantas, aunque de eficacia algo más lenta. Se elaboran a partir de elementos orgánicos capaces de frenar el avance de los hongos y de consumirlos. En proporción, existen menos fungicidas naturales en el mercado, aunque son muchas las compañías que están investigando cómo elaborar productos naturales capaces de acabar con cualquier plaga de hongos que parasite los cultivos.

¿Es lo mismo un fungicida orgánico que un fungicida ecológico?

Aunque pueda parecer que ambos productos son sinónimos, lo cierto es que no es así, ya que los fungicidas ecológicos son aquellos que han sido aprobados para emplear en cultivos ecológicos, es decir, cultivos de bajas emisiones o de nulas emisiones nocivas para el medio ambiente. Eso significa que el hecho de que fungicida haya recibido la etiqueta de ecológico no implica que sea un producto natural, o no al 100%. 

Es posible saber si un fungicida es o no ecológico por sus etiquetas y certificados que lo reconocen como tal, los cuales deberían figurar en su etiqueta o envase.

Fungicidas químicos

Por su parte, los fungicidas químicos son unos fungicidas para plantas elaborados a partir de elementos mayoritariamente inorgánicos. Su eficacia suele ser más rápida que la de los fungicidas orgánicos o naturales. aunque un uso excesivo o indebido podría acabar perjudicando a tu cultivo de forma grave.

¿Cómo echar fungicida a las plantas?

A la hora de administrar un fungicida para plantas, lo habitual es aplicarlo solo en las zonas afectadas. En base a esto, los fungicidas se pueden clasificar de la siguiente manera:

  • Fungicidas de contacto, que se aplican vía foliar mediante pulverizador o goteo. Suelen usarse para las hojas, flores y frutos afectados. 

  • Fungicidas sistémicos, que actúan por absorción y suelen administrarse en el sistema radicular de la planta.

Lo normal a la hora de administrar un fungicida es echar solo una serie de gotas o bien aplicarlo mediante pulverización y no se recomienda administrarlo en las partes sanas de la planta, ya que podría alterar sus propiedades o incluso dañarlas.

¿Cada cuánto tiempo se echa fungicida?

Dependerá del tipo de hongo que esté afectando a tu planta y del fungicida para plantas que estés usando. Lo normal es usarlo hasta acabar con el hongo, pero deben respetarse siempre las indicaciones del fabricante en cuanto a dosis y periodicidad se refiere para evitar que su uso afecte a la salud de la planta.

¿Se pueden mezclar fungicidas con insecticidas?

En caso de que sean compatibles, sí, aunque eso dependerá mucho del tipo de productos que estés usando. Ten presente que la combinación de ambos productos podrían contrarrestar los efectos del otro. Para evitar estos problemas, lo mejor es emplear productos de una misma marca, pues lo habitual es que estos productos hayan sido elaborados bajo mismos procedimientos y que sean compatibles entre ellos. Lo recomendable es siempre leer las instrucciones de los productos y administrarlos en conjunto solo si dicha combinación está permitida.

¿Cuáles son los hongos que más afectan a este tipo de plantas?

  • Oídio. El más común y el que más afecta a este tipo de plantas. De aspecto blanquecino, se origina si la humedad del ambiente no está equilibrada.

  • Mildu. Afecta a plantas jóvenes, es decir, a aquellas que todavía no han madurado al 100%.

  • Botrytis. Son ocasionados muchas veces por la presencia de orugas y gusanos, en parte por sus excrementos. Afectan sobre todo a los frutos.

  • Roya. Difícil de detectar debido a su aspecto amarillento, se origina debido a la carencia de ventilación de espacios húmedos.

  • Pythium. Afecta a las raíces de la planta e impiden su alimentación, hecho que le acaba costando la vida a la planta.

  • Fusarium. Consecuencia derivada del anterior, es la extensión del Pythium, que se traslada a las hojas y tallos e impiden la circulación del agua y de las sales minerales. Tiene aspecto de una masa viscosa.

    Filtrar por

    Precio
    Marcas
    Más... Ocultar
    Filtro
    Producto agregado a la lista de favoritos
    Producto agregado para comparar.