Sistemas Aeropónicos

¿Qué es la aeroponía?

La aeroponía, también conocida como cultivo aeropónico, es un tipo de estrategia de cultivo de plantas que se basa en no emplear un suelo. En pocas palabras, se colocan las plantas en macetas colgantes y se dejan las raíces expuestas al aire. Durante el cultivo, se rocía las raíces con agua y con las dosis de fertilizantes y nutrientes necesarias y se mantiene el cultivo en un ambiente hermético con humedad controlada (muchas veces empleando niebla para ello).

A diferencia de lo que sucede con el cultivo hidropónico, el cultivo aeropónico es un tipo de técnica de cultivo de tradición moderna, ya que no se descubrió hasta mediados del siglo pasado y no empezó a implementarse hasta los primeros años del siglo XXI.

¿Qué se necesita para llevar a cabo un cultivo aeropónico?

Para aplicar esta técnica se requiere el uso de:

  • Macetas de rejilla o de recipientes con agujeros, ya que las raíces han de salir al exterior mediante las aberturas del recipiente

  • Sistema de riego automático de techo si dispone de una estancia herméticamente cerrada y poco tiempo para el riego manual. En caso contrario, se necesitará un pulverizador.

  • Soluciones nutritivas, como abonos y fertilizantes o mononutrientes.

  • Máquina de niebla para generar la humedad necesaria.

  • Termostato que permita controlar la temperatura de la estancia.

El cultivo aeropónico es una de las técnicas de cultivo más avanzadas y complicadas de llevar a cabo, solo apta para cultivadores experimentados. No se recomienda el uso de esta estrategia para cultivadores novatos o sin experiencia.

¿Cuáles son los beneficios y ventajas de emplear  el cultivo aeropónico?

  • El cultivo aeropónico requiere el empleo de mucha menos agua que el cultivo tradicional en tierra o el cultivo hidropónico. Por tanto, se gasta menos agua, hecho que permite ahorrar dinero y ser más sostenible con el medio ambiente.

  • La raíces crecerán de forma más sana e intensa. Al no haber tierra ni sustratos de por medio, se evita la contaminación del área de cultivo y la presencia de hongos y bacterias (en especial porque al estar expuestas al aire, las raíces no se pudrirán debido a que su oxigenación será mucho mayor)

  • Al tratarse de macetas suspendidas, el espacio requerido para un cultivo aeropónico es mínimo y, por tanto, se podrán cultivar muchas más plantas a la vez que, por ejemplo, con el cultivo en tierra.

  • Las plantas, en general, crecen mucho más rápido en cultivos aeropónicos.

  • Es más fácil detectar la deficiencia o exceso de nutrientes en cultivos aeropónicos debido a que toda la estructura de la planta está visible y eso permite corregir los errores antes de tiempo

  • Es en general un cultivo más limpio, ya que no habrá manchas de tierra ni nada por el estilo en la zona de cultivo

¿Qué es un sistema de cultivo aeropónico?

Un sistema de cultivo aeropónico es un elemento que viene equipado con todos los elementos necesarios que se requieren para llevar a cabo un cultivo aeropónico. Se trata de sistemas con oberturas para las raíces que, además, trae incorporado un sistema de riego automático. Solo con uno de estos sistemas se puede llevar a cabo un cultivo aeropónico (aunque se recomienda emplear otros materiales, especialmente los relacionados con el control de la temperatura y los de generación de niebla y humedad).

Filtrar por

Precio
Marcas
Más... Ocultar
Filtro
Producto agregado a la lista de favoritos
Producto agregado para comparar.